Uso de factores de emisión en la obtención del inventario de emisiones en la ciudad de Pinar del Río y la comunidad de Santa Lucía

Emission factors use in obtaining the release inventory in the city of Pinar del Río and the community of Santa Lucía

Dagoberto Rodríguez-Valdés1, Liuben Echevarría-Pérez1, Osvaldo Adolfo Cuesta-Santos2, Almara Sánchez-Díaz3

1     Departamento de Física, Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”,  Pinar del Río, Cuba.  e-mail: dagoberto@vrect.upr.edu.cu       liuben.echevarria@lp.ensa.avianet.cu
2     Centro de Contaminación y Química Atmosférica, Instituto de Meteorología de Cuba, Ciudad Habana, Cuba.  e-mail: osvaldo.cuesta@insmet.cu
3     Centro Meteorológico Provincial, Pinar del Río, Cuba. e-mail: almara@pri.insmet.cu            
    Fecha de recibido: Febrero 4, 2014        Fecha de aprobación: Abril 7, 2014          

DOI: http://dx.doi.org/10.18636/riutch.v33i2%20Jul-Dic.517


Resumen


Objetivo: Obtener el inventario de emisiones de contaminantes atmosféricos en la ciudad de Pinar del Río y la comunidad de Santa Lucía de la provincia de Pinar del Río, Cuba.
Materiales y métodos: Se muestran las características generales de la ciudad de Pinar del Río y de la comunidad de Santa Lucía, utilizándose la Norma Cubana (NC) 242 (2005), para recoger los datos tecnológicos en las fuentes estacionarias de emisión de contaminantes y la Norma Cubana (NC) 39 (1999), para clasificar las fuentes por categorías según los radios mínimos admisibles establecidos, utilizándose factores de emisión para calcular las emisiones de contaminantes atmosféricos.
Resultados: Se obtuvo el inventario de emisiones en la ciudad de Pinar del Río y en la comunidad de Santa Lucía de varias formas: se muestran las emisiones de cada uno de los contaminantes de forma independiente para todas fuentes; se obtuvieron las emisiones de cada contaminante por organismos; y por último se obtuvieron las emisiones de todos los contaminantes por tipo de combustible utilizado.
Conclusiones: Se muestra el orden de los contaminantes con la magnitud de sus emisiones en cada zona, empezando por el de mayor emisión y se representan las fuentes que realizan las mayores contribuciones. Se mencionan los organismos que más emiten uno o varios contaminantes y por último se ilustra qué tipo de combustible consumido genera mayor nivel de contaminación en las fuentes estacionarias.

Palabras clave:
Fuentes, Inventario de emisiones.

Abstract

Objective: To obtain an inventory of emissions of air pollutants in the city of Pinar del Rio and the community of Santa Lucía in the province of Pinar del Río, Cuba.
Materials and methods: The general characteristics of the city of Pinar del Río and the community of Santa Lucía are shown, using the International Standard (NC) 242 (2005), to gather technological data on stationary sources of pollutant emissions and Cuban Standard (NC) 39 (1999) to classify the sources into categories according to the minimum radius permitted, using the emission factors to calculate emission of air pollutants.
Results: The inventory of emissions in the city of Pinar del Río and in the community of Santa Lucía was obtained in several ways: the emissions of each pollutant are shown separately for all sources, the emissions of each pollutant by organisms and finally the emissions of all pollutants by type of fuel used were also got.
Conclusions: The order of the pollutants with the magnitude of emissions in each area are shown, starting with the bigger emission and the sources with more contributions are represented. There are also included the organisms able to emit one or more pollutants and finally, the type of consumed fuel that generate the higher level of contamination in stationary sources is illustrated.

Keywords: Inventory of emissions, Sources.

Introducción

Un inventario de emisiones de contaminantes atmosféricos consiste en determinar las cantidades de contaminantes que se incorporan al aire proveniente de todo tipo de fuente en cierto tiempo o y en un área determinada.

La contaminación atmosférica resulta de una mezcla compleja de emisiones de numerosas fuentes, a saber: industriales, comerciales, automotrices, fuentes individuales domésticas, suelos, e incluso sustancias resultantes de las actividades vitales de animales y vegetales. Las emisiones de contaminantes a la atmósfera no sólo tienen efectos a nivel global, como el cambio climático y la reducción del espesor de la capa de ozono estratosférico, que ya afecta severamente la Antártica y otras regiones del mundo, sino también a nivel regional, como es el daño creado a los bosques y ecosistemas acuáticos, debido a las lluvias ácidas, llegando hasta el nivel local, afectando la salud de las personas o el estado de sus pertenencias (como el deterioro de los monumentos arquitectónicos).

Hoy en día existe gran preocupación por el estado de la calidad del aire, lo que ha producido múltiples estudios para conocer los mecanismos que intervienen en tan complejo proceso. En materia de inventario de emisiones a nivel internacional se han desarrollado una gran cantidad de trabajos entre los que destacan: el programa EMEP/CORINAIR, perteneciente a la Agencia Europea de Medio Ambiente, que ha tenido una amplia difusión en Europa y otras regiones del mundo, la compilación de factores de emisión de contaminantes atmosféricos AP-42 US EPA (1995), ampliamente divulgada y utilizada a nivel mundial, el software Industrial Pollution Control (IPC), desarrollado por el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el año 1995 y también se destacan los trabajos US EPA (1997, 1999), entre otros.

En el contexto nacional se han desarrollado trabajos en este sentido, los que fundamentalmente se han dirigido a conocer las emisiones de gases de efecto invernadero, apareciendo reflejado en los trabajos de López et al. (2002, 2003, 2004, 2005), más reciente se han desarrollado los trabajos de Rodríguez et al. (2009), Cuesta y Wallo (2010), estando encaminados estos últimos a cuantificar las emisiones de fuentes puntuales industriales.

El crecimiento rápido y la concentración de la población en áreas urbanas con frecuencia están asociados con una mayor presencia de actividades industriales, incremento del parque vehicular y el elevado consumo de combustibles, que contribuyen a agudizar el problema de la contaminación atmosférica. En el caso específico de la provincia de Pinar del Río, Cuba, hay que señalar que los efectos de las fuentes contaminantes no está dado por el número; si la comparamos con La Habana u otras ciudades de países desarrollados donde el desarrollo industrial es mucho mayor, ni por ser grandes emisoras, salvo algunos casos como los grupos electrógenos y la fábrica de La Conchita, el problema viene dado por la ubicación neurálgica de algunas, específicamente las que se encuentran en pleno casco urbano, además del largo tiempo de explotación, lo que implica deficiencia en el control de las emisiones en la mayoría de los casos, enviando de esta forma gases a la atmósfera con cientos de contaminantes que no se pudieron eliminar en el proceso de consumo del combustible, agravando la situación de las mismas. Por otro lado, hay que destacar los casos en que fueron construidas en zonas que en ese momento no afectaban asentamientos poblacionales, pero la vertiginosa y no muy bien planeada expansión urbanística ha causado que estas fuentes se conviertan en potencial peligro para la salud de la población.

Ante este escenario resulta fundamental contar con un diagnóstico de la situación de la calidad del aire en la provincia de Pinar del Río a nivel local, derivando esto en la ejecución del Proyecto Territorial Científico Técnico de Salud “Evaluación del clima y la calidad del aire en la ciudad de Pinar del Río y la comunidad de Santa Lucía su repercusión en la salud”, iniciándose así los primeros pasos en la realización de inventarios de emisiones siguiendo las experiencias en este campo de países del área como México y Chile. En el presente trabajo se muestra el inventario de emisiones de las fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río y de la comunidad de Santa Lucía, utilizando para la captación de los datos tecnológicos en las fuentes la NC 242 (2005) y para estimar las emisiones se aplica el Sistema Automatizado de Gestión de Información de Fuentes Contaminantes (SAGIFC) (Rodríguez, 2007).

Materiales y métodos

Características generales de las zonas de estudio. El área de estudio que corresponde al municipio de Pinar del Río, se encuentra ubicada aproximadamente en la porción centro-sur de la provincia, ocupando una superficie de 726.7 km2, limita al norte con los municipios de Viñales y Minas de Matahambre, al sur con el Golfo de Batabano, al este con el municipio de Consolación del Sur, y al oeste con los de San Luis y San Juan y Martínez. La ciudad de Pinar del Río es de Primer Orden. Capital de la provincia homónima y cabecera municipal, situada en el centro de esta y a 146 km al oeste de la ciudad de La Habana, en los 22° 25’ 00” lat. N y los 83° 41’ 43” long O, en la llanura del sur de Pinar del Río, a 35.0 m de altitud; 31.7 km²; 154,063 hab; 42,762 viv, ONE (2009). El tejido urbano se caracteriza por tres grandes zonas claramente diferenciadas y divididas por el río Guamá: el nuevo desarrollo, después del triunfo de la Revolución, resalta los bloques de edificios aislados y articulados por grandes espacios públicos; la ciudad tradicional y los repartos que la circundan, con un trazado bastante irregular y una morfología compacta en sus edificaciones, fruto de un proceso de evolución que tiene sus inicios en el siglo XVII, y la zona industrial al suroeste de la ciudad, concebida en grandes praderas y edificaciones aisladas donde predominan los almacenes y la industria de la construcción. La población está vinculada con los servicios, las industrias sideromecánica, electrónica, alimentaría y de materiales de la construcción. Se vincula a la capital de la República por carretera Central, la autopista Nacional y el ferrocarril occidental. Sus orígenes datan de finales del siglo XVII. La clasificación del nombre según su motivación proviene de un fitotopónimo.

El asentamiento urbano Santa Lucía. Pueblo de Segundo Orden del municipio Minas de Matahambre, provincia de Pinar del Río, a 12 km al N de la cabecera municipal, enlazada a esta por carretera, en los 22° 39’ 55” lat. N y los 83° 58’ 00” long. O, en la llanura norte de la provincia, a 2.5 m de altitud; 4.4 km² de área; 10.122 hab.; 3308 viv. ONE (2008). La estructura urbana enmarca dos zonas de viviendas una hacia el norte de la vía principal formada fundamentalmente por las primeras viviendas que se construyeron y otra al este, conformada por el área de nuevo desarrollo de viviendas. La clasificación del nombre según su motivación proviene de un hagiotopónimo.

Captación de datos tecnológicos. La NC 242 (2005), establece los datos tecnológicos que se han de tener en cuenta para la realización de un inventario de emisiones de contaminantes a la atmósfera, generados por fuentes industriales puntuales. En las zonas escogidas para el trabajo se ha identificado un grupo de focos contaminantes de alta y mediana significación, ya sea por el lugar en el que se encuentran como por el tipo de contaminantes que generan y el radio de protección de cada uno de ellos. Estas fuentes, de acuerdo con el radio mínimo admisible (RMA) de protección sanitaria respecto a los límites de las zonas habitables, son de obligatorio cumplimiento y se establecen en la NC 39 (1999) calidad del aire y requisitos higiénicos sanitarios. En la Tabla 1 se muestran los radios mínimos admisibles según las categorías establecidas.


La captación de los datos tecnológicos se realizó teniendo en cuenta los formularios establecidos en la NC 242 (2005), utilizándose los mismos como base para conformar el software SAGIFC (Rodríguez, 2007), que calcula las emisiones de contaminantes atmosféricos generados por fuentes estacionarias, a partir de la implementación del método de factores de emisión; seguidamente se muestra el procedimiento empleado.

El cálculo de las emisiones utilizando factores de emisión, con frecuencia constituyen el mejor o el único método disponible para calcular las emisiones, a pesar de sus limitaciones. Sin embargo, teniendo en cuenta que se trata de valores medios obtenidos de amplias series de datos y con una finalidad variable, las emisiones calculadas por este método, para un determinado equipo, pueden probablemente ser diferentes a las emisiones reales de este equipo. En general, se considera apropiado utilizar factores de emisión cuando los materiales que se emplean se consumen o combinan químicamente en los procesos, o cuando se producen pérdidas bajas de material, por liberación a la atmósfera, en comparación con las cantidades que se tratan en proceso (Ec. 1), utilizada para calcular las emisiones.

 E = FE * A * (1-ER/100) (1)

donde:
E = Emisión en g/s
FE = Factor de emisión en g/kg
A = Nivel de intensidad de la actividad (consumo de combustibles, producción), en unidades de masa o volumen por tiempo
ER = Eficiencia global en la reducción de emisiones (%)

Los factores de emisión utilizados en el trabajo se obtuvieron a través de las siguientes fuentes: Compilación de factores de emisión de contaminantes atmosféricos Emission Factor and Inventory Group AP-42 US EPA (1995) y del software Industrial Pollution Control control de contaminación industrial, desarrollado por el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
Ubicación de las fuentes contaminantes en las dos zonas de estudio. En la Figura 1 aparece reflejada las fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río y su clasificación por categorías. En el caso de la comunidad de Santa Lucía, la ubicación de la fuente contaminante de interés y su clasificación según el radio mínimo admisible aparece reflejada en la Figura 2.





Resultados

El inventario de emisiones realizado en las principales fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río para el año 2011, se ilustra en la Tabla 2, donde se aplicó el método de factores de emisión; en ella se muestran las distintas sustancias contaminantes que generan cada fuente.

El inventario de emisiones realizado en el año 2009 para la comunidad de Santa Lucía se muestra en la Tabla 3 y aparece solamente las emisiones producidas por la planta de sulfometales, por ser el único foco contaminante de interés en esta zona.


Los compuestos orgánicos volátiles diferentes del metano (COVDM) están formados principalmente por hidrocarburos a los que se les une algunos de los siguientes grupos químicos: alcoholes, aldehídos, alcanos, aromáticos, cetonas y derivados halogenados. Se caracterizan por ser sustancias fácilmente vaporizables a temperatura ambiente y muchos de ellos son incoloros e inodoros. En la naturaleza, la principal fuente de emisión proviene de la vegetación, de hecho, el olor asociado de algunas coníferas forestales se debe a la emisión de estas sustancias. Como fuentes antropogénicas, se destacan el sector del transporte y los procesos de combustión para la generación de energía, pero la principal, proviene del uso de disolventes, pinturas y aerosoles. En función de su composición y toxicidad, pueden ser extremadamente peligrosos para la salud humana, como por ejemplo el benceno, el cloruro de vinilo y el 1.2 dicloroetano, que son cancerígenos y producen efectos psicológicos adversos. La incidencia en el medio ambiente, de estos compuestos es que son precursores de ozono al mezclarse con otros contaminantes atmosféricos, como los óxidos de nitrógeno (NOX) y reaccionar con la luz solar, son capaces de formar ozono a nivel de suelo, que es nocivo para el ser humano, y el principal agente que contribuye al smog fotoquímico.

El dióxido de azufre (SO2) es un gas incoloro que tiene un olor picante; cuando se oxida y se combina con agua produce ácido sulfúrico, que es el componente básico de la lluvia ácida. El SO2 es el compuesto de azufre que se emite en mayores cantidades hacia la atmósfera, lo acompaña por lo común, una pequeña cantidad de trióxido (SO3) pero en general en un porcentaje que no rebasa el 1% o 2% del SO2. Las principales afectaciones que producen el SO2 a la salud humana está relacionada con la irritación del sistema respiratorio y los ojos.

Las partículas sólidas, aerosoles o líquidas que se encuentran dispersas en la atmósfera, conocidas bajo el nombre de partículas suspendidas, engloban al polvo, la tierra, la arena, la ceniza, el hollín, las partículas de metales, el cemento, los diversos tipos de polen, etc. La fracción respirable, torácica o PM10, está compuesta por las partículas que tienen un diámetro menor a 10 µm y que, debido a su tamaño, es posible que penetren hasta los alvéolos pulmonares. El material particulado (MP) tiene dos orígenes: el antropogénico proveniente de la combustión industrial producida por diversos procesos en los hogares por la combustión del tabaco, la madera, el carbón y los combustibles derivados del petróleo, la basura y la erosión de los materiales empleados en la construcción, como cemento, vidrio, cerámica y de los metales, como plomo, hierro, aluminio. En el origen natural participan en su formación los incendios, la erosión eólica y las erupciones de los volcanes. En la afectación a la salud humana se ha observado que producen alergias, irritación de las vías respiratorias superiores e inferiores y su acumulación en estas últimas puede producir enfermedades del tipo de la silicosis y la fibrosis pulmonar, Folinsbee (1992). Las partículas pueden perjudicar la función respiratoria, llevando hacia la morbilidad y mortalidad respiratoria críticas; estas irritan el tracto respiratorio, estrechan las vías de ventilación, exacerban el asma y la bronquitis y aumentan las tasas de la infección respiratoria.

El PM2.5 al igual que el PM10 tiene la misma composición tanto química como de partículas, pero con la diferencia que de un diámetro menor a 2.5 µm, lo que las hace más perjudiciales para la salud del ser humano debido a una mayor capacidad de penetrar hasta los alvéolos pulmonares.

Las fuentes antrópicas y naturales de los óxidos de nitrógenos (NOx) atmosférico contribuyen de forma prácticamente equivalente a las expulsiones totales. La antrópica proviene de la utilización de los combustibles fósiles y la quema de la biomasa y las naturales, de los procesos microbianos en el suelo, las descargas eléctricas y el transporte desde la estratosfera. La contaminación atmosférica provocada por los óxidos de nitrógeno solo se considera en términos de NO y NO2, a pesar de la presencia en la atmósfera de cantidades significativas de N2O. Los motivos son: el NO y el NO2 son tóxicos mientras que el N2O no y el NO y el NO2 participan en las reacciones fotoquímicas en la atmósfera pero el N2O no. Los mayores impactos en la salud de los NOx son los aumentos en la incidencia de infecciones en las vías respiratorias en niños y en la disminución de la respuesta de las vías respiratorias en los asmáticos (Folinsbee, 1992), irrita además el tracto respiratorio y agrava las enfermedades cardiopulmonares (Wallo, 2005).

El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro, inodoro, insípido y muy tóxico, que se produce por la combustión incompleta de sustancias que contienen carbono, como la gasolina, el diesel, el carbón y la leña. Las principales fuentes antrópicas de contaminación del aire por este gas, la constituyen los vehículos con motores a gasolina, así como diversas industrias que utilizan como combustible el carbón, mientras que las fuentes naturales, las constituyen los incendios forestales. Los efectos en la salud humana son dolor de cabeza, reducción del discernimiento mental, disminución de la capacidad de la sangre para acarrear oxígeno, sobre todo en personas con afecciones nerviosas, cardiovasculares o pulmonares.

En la Tabla 2 se muestra el inventario de emisiones de las fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río.

Discusión

Las emisiones de los COVDM en la ciudad de Pinar del Río, generada por los tejares, correspondiéndole al tejar “Dolores” y el tejar “Ferro”, los mayores valores de emisión con 0.006 t/año, representando esto 37.5% del total de las emisiones de las fuentes estacionarias.

La Figura 3 muestra las emisiones de SO2 en la ciudad de Pinar del Río, alcanzando el mayor valor de emisión el grupo electrógeno Briones Montoto con 3481.6 t/año, siendo esto 95.3% del total de las emisiones de las fuentes estacionarias, seguido por la fábrica La Conchita con 60.8 t/año y el combinado lácteo con 47.8 t/año.


Las emisiones de PM10 en la ciudad de Pinar del Río se ilustran en Figura 4, mostrando que el grupo electrógeno Briones Montoto es la fuente de mayor emisión con 78.5 t/año, siendo esto 87.1% del total de las emisiones de las fuentes estacionarias de la ciudad, seguido por la fábrica de La Conchita con 3.1 t/año, representando 3.5%.



En la Figura 5 se muestran las emisiones de PM2.5, observándose que la fábrica La Conchita presenta el mayor valor de emisión con 3.1 t/año, constituyendo esto 33.1% del total de las emisiones de las fuentes estacionarias.



Las emisiones de los NOx en la ciudad de Pinar del Río, constituyen el grupo electrógeno Briones Montoto como el mayor emisor con un valor de 4620.7 t/año, representando 99.4% de las fuentes estacionarias analizadas, representado así casi el 100% de las emisiones de estas fuentes (Figura 6).



La Figura 7 ilustra las emisiones de CO de las fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río, donde se puede apreciar que las mayores emisiones son producidas por la fábrica La Conchita con 0.7 t/año, representando 26.5% del total de las emisiones de las fuentes estacionarias, seguido por el combinado lácteo con 0.5 t/año, constituyendo 17.9% de las emisiones; las demás fuentes tienen valores inferiores de emisión.



En la ciudad de Pinar del Río las emisiones de COVDM corresponden a los tejares, alcanzando los mayores valores Dolores y Ferro, el mayor emisor de SO2, de PM10 y de NOx es el grupo electrógeno Briones Montoto, de PM2.5 y de CO es la fábrica de La Conchita.

Las emisiones de la Planta de Sulfometales de la comunidad de Santa Lucía muestran que el SO2 presenta el mayor valor de emisión con 18 t/año, representado 81% de las emisiones de esta fuente, seguido por el NOx con 2.2 t/año, para 9.7% de las emisiones; los demás contaminantes tienen valores inferiores.

El comportamiento de las emisiones de contaminantes generadas por todas las fuentes estacionarias de la ciudad de Pinar del Río se observa que el NOx es el mayor contaminante con un valor de 4646.9 t/año, seguido por el SO2 con 3651.8 t/año y tercer lugar aparece el PM10 con un valor de 90.2 t/año; los demás contaminantes analizados tienen valores inferiores a las 10 t/año. Como se puede apreciar existe una diferencia significativa en el valor de las emisiones de los NOx y el SO2 con respecto a los demás; de existir tecnologías nuevas o más recientes estas emisiones serían de menor cuantía, porque como se abordó en la introducción, la mayoría de las fuentes tienen tecnología atrasada y por consiguiente mayor deficiencia en el control de las emisiones, todo esto, unido a los efectos negativos que produce en la salud de las personas las emisiones de estos contaminantes, vislumbran la necesidad de buscar alternativas para reducir o atenuar la carga contaminante.

En la Figura 8 se muestran las emisiones de CO por organismos, apreciándose que el Ministerio de la Industria Alimentaría (MINAL) es el que más emite este contaminante con 1.6 t/año, seguido por el Ministerio de la Construcción (MICONS) con un valor de 0.6 t/año.



La Figura 9 ilustra las emisiones de SO2 por organismos, observándose que el Ministerio de la Industria Básica (MINBAS) es el mayor emisor de este contaminante con un valor de 3499.6 t/año, seguido por el MINAL con 125.7 t/año; los demás organismos tienen valores inferiores a las 20 t/año.



El MIMBAS es el organismo de mayor emisión de PM10 con un valor de 79.4 t/año, seguido por el MINAL con 6.4 t/año. El MINAL es el organismo que más emite PM2.5 con 5.5 t/año, seguido por el MICONS con un valor de 1.9 t/año.

MINBAS es el organismo que más emite NOx, este contaminante alcanza el valor de 4622.9 t/año, seguido muy distante por el MINAL con un valor de 14.5 t/año. Las emisiones de los COVDM, está representada solo por el MICONS y su valor es de 0.02 t/año.

Las emisiones de contaminantes producida por las fuentes que consumen el Fuel Oil emiten en mayor grado el NOx, alcanzando un valor de 4647.1 t/año, seguido por el SO2 con un valor de 3663.9 t/año y en tercer lugar el PM10 con un valor de 90.9 t/año; los demás contaminantes presentan valores de emisión inferior a las 10 t/año.

Las emisiones de contaminantes por consumo de diesel presentan al SO2 como mayor emisor con 6.1 t/año, seguido del NOx con 1.9 t/año; los demás contaminantes no superan el valor de 0.5 t/año de emisión.

Conclusiones

Las fuentes contaminantes pertenecientes a la ciudad de Pinar del Río emiten en mayor grado el NOx con 4646.9 t/año, seguido por el SO2 con un valor de 3651.9 t/año y en tercer lugar por el PM10 con un valor de 90.2 t/año y los mismos son originados en mayor cantidad por el grupo electrógeno Briones Montoto, donde en el caso del NOx esta fuente origina 99.4% de emisión, el SO2 95.3%, PM10 87.1% y la fábrica de La Conchita es la otra fuente con mayores valores de emisión.

En la comunidad de Santa Lucía la fuente analizada fue la Planta de Sulfometales y el contaminante que más se emitió es SO2 con 18.02 t/año, seguido por el NOx con 2.2 t/año.

El organismo que más emite CO es el MINAL con 1.6 t/año y PM2.5 con 5.5 t/año; el MINBAS es el mayor emisor de SO2 con 3499.6 t/año, de PM10 con 79.4 t/año y de NOx con 4622.9 t/año y el MICONS es el que emite COVDM con 0.02 t/año.

Las fuentes de mayores valores de emisión de contaminantes son las que consumen Fuel-Oil, representado para el CO el 89.3%, para los COVDM el 100%, para el SO2 el 99.8%, para el PM10 el 99.8%, para el PM2.5 el 98.6 y por último para el NOx el 99.9%; los restantes por ciento de emisión de cada contaminante corresponden al consumo de diesel.

Literatura citada